Tú que me lees ya sabes que soy un fan de los proyectos pequeños que siempre involucran a gente apasionada por lo que hace. No digo que un gigante que elabora 5 millones de botellas al año no tenga esa misma gente apasionada, pero habitualmente tiendo a huir de eso. Tengo la impresión de que el gusto del público de esos gigantes es otro bien distinto al mío. Lo que me gusta buscar, y por suerte encontrar, es proyectos como el de 4Monos Viticultores, cuatro “locos” que un día decidieron hacer vino por su cuenta. Cuatro madrileños, dos ingenieros agrónomos y enólogos, un ingeniero de caminos y un ingeniero naval: Javier García, Laura Robles, David Moreno y David Velasco. Alternan sus carreras profesionales dedicando todo su tiempo libre a salvar las viñas de unas parcelas situadas en Cadalso de los Vidrios y San Martín de Valdeiglesias, cercanos a la Sierra de Gredos.

Apasionado como soy de la garnacha de Madrid y de Gredos desde que conocí a Orly Lumbreras, a Daniel V. Ramos, Carlos Sánchez y a Óscar Pasanau, no podía dejar pasar más tiempo antes de conocer este proyecto. 4Monos Viticultores forma parte de la Asociación Garnacha de Gredos, y estoy seguro de que nada malo puede salir de ahí.

4Monos comenzó su andadura recuperando viñas en 2009 y su primera añada en el mercado fue la 2010. En la actualidad exportan el 60% de su producción a países como USA, Japón, Australia y Canadá. El 40% restante se queda en el mercado nacional.

En el campo, en las hectáreas que controlan, todo se hace de un modo natural y manual, sin pesticidas sino usando el laboreo y abono orgánico cuando es necesario, y haciendo la poda y la vendimia a mano. Y cuando se ha vendimiado, la uva se pisa, siguiendo los métodos tradicionales.

Elaboran 6 vinos, uno blanco y cinco tintos. El blanco es el 4Monos Albillo Real, un monovarietal de esta uva local que también encuentro fascinante. Viene de una pequeña parcela de menos de una hectárea cuyas vides tienen algo más de 75 años. 10 meses de barrica de 300 y 500 litros y 960 botellas producidas en 2014.

En los tintos, hacen dos monovarietales y tres ensamblajes.

4Monos Car está elaborado con Cariñena, media hectárea con viñas de unos 30 años, 14 meses de barrica de 300 litros y 411 botellas de la añada 2014.

4Monos La Danza Del Viento. Molino Quemado. Vino De Parcela es un monovarietal de Garnacha Tinta. Viñas de más de 75 años, 13 meses de barrica de 300 y 500 litros y 900 botellas producidas en 2014

4Monos La Danza Del Viento. La Isilla. Vino De Parcela es un ensamblaje de Garnacha Tinta a la que se añade un 2% de Cariñena. Las viñas de La Isilla tienen más de 90 años. 12 meses de barrica de 400 litros que dieron 399 botellas en 2014. Otra parcela de menos de una hectárea cuyas viñas tienen más de 75 años. 10 meses de barrica de 300 y 500 litros y 960 botellas producidas en 2014. Los porcentajes corresponden a esta añada.

4Monos Tinto es el vino que más producen con 4.020 botellas en 2014. Es un ensamblaje de Garnacha Tinta 90%, Syrah 5% y Cariñena 5%. La edad de las viñas es de 45-75 años de la Garnacha Tinta, 15 años de la Syrah y unos 30 años de la Cariñena. 12 meses de barrica de 300, 400 y 500 litros. Los porcentajes corresponden también a esta añada.

Por último tenemos otro ensamblaje con base de Garnacha, con un mínimo de 75%, complementado con Cariñena. A este vino no se le añade sulfuroso en ninguna fase de la vinificación, no está clarificado ni filtrado. Su nombre es 4Monos SSF. 8 meses de barrica y 360 botellas en 2014.

Todos los vinos tienen Denominación De Origen Protegida Vinos De Madrid.

Pronto hablaremos con Javier García, el enólogo de 4Monos.

Fotos © 4Monos Viticultores

El pase de diapositivas requiere JavaScript.