Recientemente hemos hablado de Tenuta Di Angoris, una bodega situada en la esquina noreste de Italia, cerca de la frontera con Eslovenia. Vamos a hablar hoy con Alessandro Dal Zovo, enólogo de esta casa fundada en el siglo 17.

Buongiorno, Alessandro, y gracias por tu colaboración. He probado algunos de tus vinos, y creo que son muy buenos. ESchioppettino me parece realmente interesante, después de probar las añadas 2012 y 2013.

¿Cómo se trabaja dentro de la misma bodega según las reglas de tres diferentes DOC?

Buongiorno Aitor, y gracias por esta gran oportunidad. Las tres DOC diferentes pueden coexistir dentro de la misma bodega mediante una cuidadosa gestión de viñedos y una cuidadosa separación de las uvas en la cosecha.

Todos los vinos Villa Locatelli son DOC Isonzo. Estos vinos son fáciles de beber. ¿Cómo son los viñedos en esta zona?

Los vinos de la línea Villa Locatelli son de corte fresco y afrutado, para beber juntos y brindar. Los viñedos son manejados en Guyot y Guyot doble para producir una buena cantidad de uva y mantener un bajo contenido de alcohol en el vino.

Todos los vinos Angoris son DOC Friuli Colli Orientali excepto Collio, Pinot Grigio y Cabernet Sauvignon que son DOC Collio. ¿Cuál es la diferencia entre ambas áreas?

Hay una gran diferencia entre las dos áreas en lo que respecta al tipo de suelo. En ambos nos enfrentamos al clásico Ponca (flysh) de marla y arenisca estratificada en milenios anteriores. No hay diferencia en cambio, desde el punto de vista climático, porque el cru donde la bodega cuenta con viñedos, es decir, Rocca Bernarda, disfruta de la influencia de las corrientes cálidas del mar al tener una exposición más sudoeste que el resto de las colinas orientales de Friuli. El área tiene más horas de calor durante todo el año y es ideal para las variedades blancas como Tocai Friulano, Ribolla Gialla y Chardonnay, y las uvas tintas como Schioppettino, Pignolo y Refosco dal peduncolo Rosso.

¿Cuál es tu enfoque para trabajar con Villa Locatelli y Angoris, dos líneas de producción diferentes?

En primer lugar intento dar identidad a los vinos: en cada vino debemos reconocer la variedad y el territorio. Sin duda, dedicamos más esfuerzos a los vinos Angoris y a los Reservas Giulio Locatelli que son nuestras tarjetas de presentación y alta calidad de imagen.

¿Existe una diferencia entre variedades locales e internacionales en términos de adaptación al suelo?

Más que para la adaptación al suelo hay diferencia en cuanto al clima. En las cosechas difíciles como cuando estuviste aquí en el año 2014, uno de los años más lluviosos en el último siglo en Friuli, las variedades nativas fueron capaces de tener mayor dureza y consistencia, resultado de una probable adaptación genética de las plantas a la dificultades climáticas.

En esta zona, el suelo de Ponca es muy especial. ¿Qué aporta a los vinos?

La Ponca forma la estructura, mineralidad y da más concentración. En Ponca las plantas terrestres tienen menor disponibilidad de agua y por lo tanto todo está más enfocado y estructurado.

En la línea Angoris se elaboraba un Chardonnay y un Traminer ya no están en producción. ¿Qué pasó con esos vinos?

El Chardonnay todavía se produce pero se ha convertido en parte de los vinos Reserva Giulio Locatelli (fundador de la moderna Tenuta Angoris). Anteriormente todo era vinificado en acero inoxidable y ahora el 80% del vino envejece en acero inoxidable y el 20% restante envejece en barricas de roble de 500 litros donde incluso hace la fermentación maloláctica. En el primer año en que elaboró, el 2013, el vino alcanzó sus primeros Tres Vasos de Gambero Rosso (prestigioso trofeo italiano de vino). El Traminer ya no se produce porque el viñedo era muy viejo y no era económicamente sostenible.

Tres de tus vinos, Pignolo (900 botellas), Ravòst-Merlot (3.000 botellas) y Collio Bianco (3.000 botellas) fueron clasificados como Reserva Giulio Locatelli. Su producción es muy baja. ¿Qué tienen estos vinos para ser tan especiales?

En estos vinos, así como para Chardonnay Spiùle, hay una gran cantidad de trabajo en la viña y durante el año hasta llegar a la cosecha. A menudo, el vino final es la composición de varios vinos elaborados a partir de uva cosechada en diferentes momentos con el fin de hacer una gran selección de uva y lograr un equilibrio perfecto entre la acidez y la estructura.

¿Por qué la uva local Pignolo es tan especial?

La Pignolo casi había desaparecido del vino friulano y fue recuperada por la Abadía de Rosazzo en la década de 1980. Es una vid difícil desde el punto de vista vitivinícola y enológico. La planta produce ramas muy delgadas y delgadas que se rompen fácilmente en primavera, poniendo en riesgo la producción de cosechas sucesivas. Las uvas y luego el vino son por lo tanto muy ricos en taninos y necesita un largo período de maduración. Nuestro Pignolo envejece en barricas o barriles durante cinco años. Creo que es uno de los pocos grandes vinos tintos de Friuli ideales para el envejecimiento prolongado.

¿Con qué variedades prefieres trabajar?

Mi variedad favorita es indudablemente la Chardonnay. Es una vid fiel, nunca la traicionaré ni un poquito, como la mujer de tu vida. Es muy versátil y puede hacer un gran vino espumoso y es un gran vino blanco para el envejecimiento. Entre las uvas nativas la Tocai Friulano es mi favorita junto con la Schioppettino y la Pignolo.

Has trabajado con los famosos enólogos Riccardo Cotarella y Denis Dubourdieu. ¿Qué aprendiste de ellos?

Ambos han sido clave para mi crecimiento personal y profesional. Riccardo Cotarella es una persona con gran carisma, muy preparado tanto técnica como comercialmente y es un gran comunicador. Denis Dubourdieu, quien por desgracia murió el año pasado, fue un profesor, un luminario, un enólogo que trabajó mucho en el vino.

Utilizas dos métodos de manejo de las vides, Guyot y Sylvoz. ¿Cuál de ellos prefieres?

Si quiero producir una buena cantidad de uvas, me gusta el Sylvoz. Si quiero obtener un poco más de estructura, utilizo Guyot. Cada elección en el viñedo se hace siempre con el objetivo enológico final.

Todos tus vinos, excepto el Collio Bianco, son monovarietales. ¿Tienes planes de hacer más vinos de mezcla? ¿Uno tinto quizás?

Por el momento no tenemos una coupage tinto en proyecto.

Llevas trabajando en el área de Cormons y Angoris desde hace casi 25 años. Nunca has pensado en ir a otro lugar?

Para ser sincero, no. Me siento como una vid plantada aquí durante 25 años que ahora comienza a producir sus mejores uvas.

¿Cuál es tu filosofía vinícola?

Muy sencillo: respeto a la uva, al suelo y al consumidor.

¿Qué vinos bebes cuando no estás trabajando?

Cuando no trabajo, los vinos que me gustan son Franciacorta, me encanta el Riesling, me gusta mucho el Sauvignon de Estiria y el Pinot Noir.

Muchas gracias, Alessandro!

¡¡¡Muchas gracias, Aitor!!!

Fotos © Tenuta Di Angoris