Recientemente hemos hablado sobre Weingut Andreas Tscheppe, la bodega austríaca elaborado de Orange Wines. Hoy vamos a hablar con su propietario y enólogo Andreas Tscheppe.

Guten morgen, Andreas y gracias por tu colaboración. Creaste tu bodega en el año 2006. ¿Por qué decidiste empezar a producir Orange wines?

Guten morgen, Aitor! En 2004 hicimos un vino con contacto con la piel por primera vez, nuestro Stag Beetle/Earth barrel. Después de conocer diferentes vinos de este tipo (principalmente de Eslovenia y del Friuli en Italia), aumentó mi interés por los Orange wines. También tuve la oportunidad de degustar vinos de ánfora, lo que también despertó mi curiosidad y empecé a investigar sobre ello. Se hizo evidente la influencia de la energía de la tierra y de lo importante que es la vitalidad y agilidad de estos productos.

Cuál es la razón por la que un tiempo prolongado de contacto con la piel quita la acidez del vino y lo dota de más textura?

Hay muchas razones. Como resultado del largo contacto con la piel, especialmente se inician en el vino cambios en la estructura de los taninos y otros sabores.

Las variedades que cultivas se adaptan a este método de un modo diferente?

No. Las condiciones climáticas juegan un papel prominente aquí. Por ejemplo, 2016: después de una granizada tuve que usar más uvas de otros viñedos que en años anteriores. Debido a las extremas heladas en primavera y las granizadas en verano, tuve que seleccionar las uvas especialmente para los Orange wines.

Utilizas la agricultura biodinámica. Nos explicas cómo funciona?

Tengo mi propia conexión con este tema. Para mí es una “obra de arte total” con respecto a nuestra tierra, una especie de mosaico. Trato de entender individualmente las piedras del mosaico, conectar con ellas y usarlas del acuerdo con ello. Con la ayuda de la visión biodinámica, trato de equilibrar la naturaleza, que está fuera de equilibrio. Quiero apoyar la importancia de la energía y las energías de la tierra y el cosmos y las sinergias resultantes. Sin embargo, soy de la opinión de que el ser humano tiene más responsabilidad. Su carácter y espíritu influyen en su entorno!

Cuál es la razón para enterrar las barricas con el vino durante unos seis meses?

Mi intención es darle al vino la oportunidad de estar almacenado en un lugar sin contaminación electromagnética, vibraciones, ruido y sin variaciones en la temperatura. Además, ahí hay el máximo de “energía de la tierra”. Estas condiciones se encuentran bajo tierra durante los meses de invierno, cuando el ciclo de la naturaleza y la vegetación fuera se detienen y regresa bajo la superficie de la tierra.

Cuando llega la primavera, la naturaleza se despierta y cuando todo el mundo puede sentirlo, entonces es el momento de sacar los barriles. Luego los llevamos a la bodega y los almacenamos hasta el embotellado. Aunque esto no es un ritual fijo, también ocurre que hemos enterrado los barriles hacia el 6 de enero y lo hemos extraído en mayo. Para la cosecha de 2014, nunca era un buen momento para poner el vino bajo tierra, así que dejamos las barricas en la bodega y llamamos a este vino “Hirschkäfer“, no Earth Barrel.

El Orange wine es una vieja tradición que viene de Georgia. Hace siglos utilizaron ánforas para enterrar los vinos. Piensas usar estos recipientes para la crianza en el futuro?

No. En colaboración con mi hermano Ewald Tscheppe (Weingut Werlitsch) y Sepp Muster compramos tres ánforas de Georgia. En ese momento, ya tenía mi Earth barrel en el sótano por segunda vez. Así que decidí instintivamente no utilizar las ánforas. Tres años más tarde compré dos ánforas pequeñas, pero tampoco las llenamos. Ahora sé las razones por las que no lo hicimos. En la historia, se han utilizado ánforas sólo en esa región, donde tienen pocos árboles de roble. En nuestra zona, el roble crece maravillosamente y creo que el roble está más asociado con las uvas que un ánfora.

Cómo se adaptan las variedades blancas al frío del sur de Estiria?

Es precisamente este clima fresco lo que hace que el vino blanco se adapte bien en Estiria. Sin embargo, con el cambio climático vienen nuevos desafíos. Sólo en años excepcionales es posible producir vinos tintos con un cálido “carácter de sol”. Hemos plantado Pinot Noir. Este es el vino tinto más similar al blanco! La Pinot Noir puede adaptarse aquí muy bien; Esta variedad ha estado siempre en nuestra región.

Que variedad es más fácil para cultivar aquí? Alguna que te dé una gran satisfacción para trabajar?

En realidad, hay varias variedades: Sauvignon Blanc, Chardonnay, Welschriesling y Muscat (ésta es la variedad más difícil). Las variedades de Borgoña crecen bien. Hemos plantado Sauvignon Blanc, Chardonnay, dos variantes de Muscat y Pinot Noir.

Podría ser posible producir un vino tinto con el método de los Orange wines?

Sí, creo que es posible con el Pinot Noir. Sin embargo, algunos amigos míos tienen las variedades Zweigelt, Blaufränkisch y Blauen Wildbacher y hacen muy buenos vinos con ellos!

Cuántas botellas produces de cada uno de sus vinos por añada?

Es difícil decir. Comencé en el año 2006 y hemos ampliado en 2012 y 2016, por lo que no puedo hacer todavía una media. Por desgracia, desde 2009 hemos tenido granizo cada año. El peor año fue 2016. Hemos tenido heladas y granizo. La cosecha no fue siquiera de 1.000 kg por hectárea.

Qué vino te proporciona la mayor satisfacción para trabajar con él?

Todos! Todos tienen su propia personalidad. He plantado más del 90% de mis viñedos, conozco cada m² de suelo y ubicación. Las cepas desarrollan año tras año su propio carácter y trato de no destruirlo en la bodega. Amo mis uvas y mi vino!

Cuál es tu filosofía como enólogo?

Tengo mucho cuidado de no destruir la tierra cuando planto un viñedo nuevo. Quiero mantener un suelo que lleva siglos desarrollándose y quiero mantener también la tensión superficial. Es muy importante. Por esta razón, cuando hago terrazas, intento que el 70-80% de la parte superior siga siendo la parte superior incluso después de hacer las terrazas. A continuación trabajo con preparativos biodinámicos, usando herramientas de cobre. Así puedo mantener la tensión superficial, algo muy importante para mí. Y cuando hay esta energía en mis uvas, trato de no destruirla en la bodega. Así puedo acompañar los vinos en su desarrollo en barricas de madera en la bodega y evolucionar su carácter sin añadir ningún tipo de asistencia técnica. El embotellado se hace sin filtrado.

Cuál es tu toque personal en sus vinos?

Sólo puedo decirte lo que los clientes y los críticos me dicen. Describen los vinos como finos, elegantes y llenos de energía. Los vinos tienen siempre una acidez estructurada y estimulante, y también resultan frescos y limpios.

Qué tipo de vinos bebes cuando no trabajas?

Eso depende del estado de ánimo, ya que me guío más por las sensaciones espontáneas. Estoy abierto a todos los vinos. Pero tengo problemas con los vinos que resultan muy técnicos, porque echo de menos el amor por la labor artesana. Es muy importante que el vio se muestre franco y limpio.

Con cual de tus vinos me aconsejas empezar a catar?

Generalmente con el Blue Dragonfly – Sauvignon Blanc. Es difícil de catar porque el primer vino catado siempre se subestima.

Danke, Andreas!!

Fotos © Weingut Andreas Tscheppe

El pase de diapositivas requiere JavaScript.