Tú que me lees ya sabes que me parece fascinante buscar y descubrir nuevas cosas sobre el vino. Hay tanto por probar y conocer ahí fuera que me parece un pecado no probar cosas nuevas, permaneciendo fiel a un estilo particular de vino o una marca. Hay quien también dice de algunos vinos que se llega a ellos sólo cuando se está preparado. Tal vez se trata de conseguir una buena educación en vino en términos de cata y degustación, tal vez que se trata de edad, quien sabe… Dicen que a los vinos de Borgoña en Francia, los Barolo en Italia y los Jerez en España se llega a su debido tiempo. Y parece ser cierto.

Todavía estamos en nuestro camino para llegar a los Barolo. Es verdad que todavía no hemos probado muchos, como los vinos de otras DOs italianas, pero hemos empezado a educar nuestro paladar y nuestras papilas gustativas para los Barolos. Al principio no era fácil, con una acidez persistente en ellos, pero cuando cuentas con una valiosa ayuda se hace más fácil. Y con valiosa ayuda nos referimos a cuando encuentras una bodega que produce unos vinos de los que te enamoras rápidamente. En una de nuestras sesiones del Club de Cata de Vino de Santander del año pasado tuvimos el privilegio de disfrutar dos de sus vinos: Barolo Bricco Boschis 2010 y Barolo Riserva Vignolo 2008. Dos vinos excelentes.

Tenuta Viniviticola Cavallotto es esa bodega. Dos cosas llaman nuestra atención sobre ellos. La primera es que siempre ha estado dirigida por la misma familia y después de la primera generación, siempre por hermanos. La segunda es que parte de la propiedad está excavada en el interior de una colina que da nombre al vino Barolo Riserva: Bricco Boschis.

En 1928, Giacomo Cavallotto adquirió la propiedad. Los hijos de Giacomo, Giuseppe y Marcello, comenzaron a trabajar en la bodega y fueron de gran importancia para el desarrollo como enólogos de los hijos de Giuseppe, Olivio y Gildo, cuando estos comenzaron a vinificar toda la producción de uva de la finca en 1948 para ser vendida como vinos de Cavallotto. Años más tarde, en 1967 la primera botella de Barolo llamado Bricco Boschis apareció en el mercado, etiquetado con el nombre de la colina en la que se encuentra la finca. Después de Olivio sus hijos se hicieron cargo de la empresa: Laura, Alfio y Giuseppe, que son quienes la llevan en la actualidad.

En 1970 se adquirieron más viñedos para la finca: Vigna San Giuseppe, Colle Sudovest, Punta Marcello y Vigna Cuculo.

La familia posee ahora 25 hectáreas de viñedos. Más de la mitad de ellas (17 ha) está plantada con Nebbiolo para los vinos Barolo. El rendimiento promedio es de 38 hl/ha. Luego tres hectáreas están plantadas con Dolcetto y dos más con Barbera. El resto de los viñedos está plantado con Pinot Noir, Chardonnay, Freisa y Grignolino.

Las vides están preparadas según el método tradicional de Guyot Basso. Cada hectárea tiene una densidad de alrededor de 5.000 cepas.

En 1976 Cavallotto introdujo una práctica agrónoma que les permitiría abandonar el uso de pesticidas químicos: el uso de insectos depredadores para el control de los ácaros de la destructiva araña roja. Desde entonces, los viñedos de Bricco Boschis han producido frutos sanos y maduros, sin uso de pesticidas. También utilizan pastos naturales que crecen entre las hileras de vides como cultivos nativos de cobertura. Esto trajo dos grandes ventajas: se eliminó el uso de herbicidas y se dejó de usar el tractor para la labranza; al mismo tiempo la hierba y la falta de labranza ayudó a reducir la erosión de los viñedos debido al paso del agua durante las tormentas. El pasto se poda dos veces al año y también sirve como abono natural, permitiendo el crecimiento de la microflora bacteriana que se encuentra en el subsuelo. Alfio y Giuseppe Cavallotto son enólogos y todo su trabajo se realiza siguiendo un profundo respeto por la tierra. Todo el trabajo en los viñedos se realiza a mano.

En la bodega las cuatro habitaciones principales están excavadas dentro de la colina. La sala de vinificación, la sala de fermentación con tanques de cemento y acero, la sala de crianza con grandes barricas de roble eslavonia sin tostar (de 20 a 100 HL) y la sala de embotellado.

Cavallotto hace vinos Barolo de dos Cru. El primer Cru es el Bricco Boschis de donde provienen el Barolo Bricco Boschis y el Barolo Riserva Bricco Boschis Vigna San Giuseppe. El segundo cru es Vignolo, donde se produce el Barolo Riserva Vignolo.

También producen Langhe Nebbiolo, Barbera d’Alba Vigna del Cuculo, Dolcetto d’Alba Vigna Scot, Langhe Freisa, Langhe Grign elaborado con Grignolino, Langhe Chardonnay y un Pinner de Pinot Noir.

En breve hablaremos con los hermanos Cavallotto sobre su filosofía vitivinícola y sus vinos.

Esta es la historia de una familia, una bodega y una colina única: Bricco Boschis y la bodega Cavallotto.

Photos © de Tenuta Cavallotto

El pase de diapositivas requiere JavaScript.