Los Vinos de Junio

 

Al margen de las catas y demás eventos sociales hechos, estos son los vinos que hemos probado este mes:

La Garnacha Salvaje del Moncayo 2014. Vintae Proyecto Garnachas de España. Moncayo. 100% Garnacha.

Vintae Proyecto Garnachas de España ofrece ésta del Moncayo. De capa media/baja y cuerpo similar, no está mal pero esperaba algo más de cuerpo en una garnacha aragonesa. Es agradable en boca, al rato de ser abierta sabe bien, pero como digo, lo encuentro un poco corto.

Selenita Nit 2010. Dit Celler. Montsant. 70% Garnacha, 30% Samsó.

Un Montsant rico. Al igual que con el anterior, que los probé el mismo fin de semana, capa y cuerpo medios. Tú que me lees ya sabes que he perdido el gusto por los vinos extremadamente recios y con mucha madera, pero hubiera querido algo más de potencia en este vino. Estaba bien, equilibrado y tenía ganas de probarlo. No me decepcionó pero tampoco fue para tirar cohetes.

Viña Soledad Reserva 2005. Bodegas Franco-Españolas. Rioja. 100% Viura.

Impresionante. Pedazo de vino blanco regalo de Iñigo @Dastagarri. Llevaba tiempo con ganas de abrirlo y por fin cayó. 24 meses de barrica que no se hacía nada presente, aromas a fruta blanca, una boca fantástica, muy equilibrado. Una gran sorpresa.

Pago de los Capellanes Crianza 2012. Pago de los Capellanes. Ribera de Duero.

Siempre he tenido debilidad por esta bodega, y este crianza estaba francamente bueno. Muy suave y equilibrado, daba gusto beberlo.

Vallegarcía Syrah 2011. Vallegarcía. Montes de Toledo.

El Syrah de Vallegarcía es uno de mis Syrah españoles favoritos, junto con el de su vecino Dominio de Valdepusa. Estaba esplendido, muy elegante, sin esa madera que tienen otros Syrah que hay por ahí.

Salanques 2013. Celler Mas Doix. Priorat.

Hacía tiempo que quería hincarle el diente a este vino. 65% Garnacha, 25% Cariñena y 10% Syrah. Un vino muy fino y equilibrado. Estaba algo temeroso de que al ser tan joven fuera demasiado potente pro no, estaba estupendo si te gusta este estilo de vino. Capa alta, muy bien de cuerpo y de fruta negra. La madera nada presente. Soy un gran apasionado de Priorat, así que es difícil que algo no me guste. Aun así diré que aunque son dos añadas distintas, por el mismo rango de precio el Finca La Planeta de Pasanau (ambos en torno a los 25 euros), que también he catado este mes, es de lejos muy superior para mi gusto.

Podere 2014. Umani Ronchi. Montepulciano D’Abruzzo.

Un vino sencillo de beber en un restaurante italiano.

Izadi Crianza 2013. Bodegas Izadi. Rioja Alavesa.

Nunca había probado algo de esta bodega y lo vi ahí disponible, así que me decidí por él. Estaba bastante bien. Bien de todo en general. No es que vaya a comprarlo por cajas, pero estuvo bien.

PradoRey Rosado 2014. El Real Sitio de la Ventosilla. Ribera de Duero. 50% Merlot, 50% Tinto Fino.

Impresionante. No suelo ser mucho de rosados, pero había probado éste cuando visitamos la bodega en octubre pasado y ahora me ha gustado mucho más. En nariz muy fresco y afrutado, con mucha fruta roja. En boca fresco también, con un ligero toque amargo muy agradable. De este vino sí que voy a comprar más, porque resulta muy agradable beberlo, y no solo con la comida, sino después, tranquilamente. Muy recomendable, y oye, cada botella son 6 euros.

Junio ha sido un gran mes en cuanto a estos vinos. Como puedes ver, ha habido varios que he disfrutado mucho.