Hay unas pocas bodegas especiales que te hacen sentir como en tu propia casa. No porque sus vinos sean muy buenos, que de hecho lo son, sino por las personas que llevan y trabajan en estos lugares tan especiales. La Azienda Agricola Marco Felluga es uno de ellos.

Los Felluga son una familia propietaria de dos bodegas: Marco Felluga y Russiz Superiore, ambas ubicadas no muy lejos una de la otra en el corazón de la DO Collio en Friuli-Venezia Giulia, Italia. Con anterioridad hemos hablado de ellos en varias ocasiones, incluyendo una entrevista con el actual director gerente, Roberto Felluga. Cada bodega tiene un estilo diferente en la elaboración del vino, pero ambas comparten la misma pasión por el desarrollo de las variedades autóctonas y el respeto por el suelo en el que nacen.

De vez en cuando también organizan diferentes eventos en torno a sus vinos y hoy vamos a hablar sobre el último que han organizado: #RussizSuperioreNight, un evento que combina el vino, la comida y la música en el corazón de sus viñedos. Asistir al mismo fue una experiencia muy agradable.

El evento se llevó a cabo en las instalaciones de Russiz Superiore en Capriva del Friuli. Una bodega que también incluye un Relais en el que puedes disfrutar de tu visita y luego quedarte y descansar allí sin tener que conducir a otro sitio, ya que esta bodega está en mitad del campo. Repartidos por los viñedos había cuatro estaciones diferentes. En cada una de ellas se podía probar dos vinos acompañados de algo de comida. Servían en ellas un vino blanco y un vino tinto. La primera estación era la de los entrantes, los dos vinos con un poco de queso y jamón serrano. En la segunda, la oferta incluía ensalada y pasta, la tercera era el lugar para disfrutar del plato principal y la cuarta era donde se servían los postres. En la segunda y tercera estación la comida se cocinaba en el mismo sitio, dentro de unas tiendas de campaña, lo que aseguraba que la comida se mantuviera caliente, ya que la noche se iba tornando un poco fría.

Frente a los asientos que se encontraban en cada estación había una banda tocando música en vivo: un trío de country, un trío de jazz, artistas pop. La verdad es que estaba muy bien tener la oportunidad de disfrutar de la comida y del vino mientras escuchabas y veías a los músicos tocando sus canciones.

El evento arrancó con un guía que compartía con los participantes mucha información sobre la bodega y la filosofía de la elaboración de los vinos. Para ir de una estación a otra tenías que atravesar diferentes viñedos, que siendo el atardecer hacían del recorrido algo muy especial.

Una vez terminada la cena y todos los paseos por los viñedos era hora de que un DJ hiciera bailar a todos los asistentes hasta altas horas de la madrugada.

#RussizSuperioreNight fue un evento muy agradable que comenzó por la tarde y se prolongó hasta que todos acabaron agotados. Mi más profundo agradecimiento a Camilla, Regina y la familia Felluga.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.